¿APRIETE?

Riquelme a la Justicia con sombra macrista

100 mil pesos de multa o 60 días de arresto

Redacción Showpolítico

Juan Román Riquelme siempre fue un animal político. Lo fue cuando se peleó con la dirigencia macrista por su contrato; cuando pasó meses en la tribuna de Villarreal -colgado- por pelearse con Manuel Pellegrini; y la semana pasada, cuando le dinamitó el camino a Mario Pergolini para que renuncie a la vicepresidencia. Por eso no lo perdonan, ni lo perdonarán. 

El último gran 10 del fútbol mundial usó el fútbol como una manera de cambiar su realidad. Pero luego, toda esa magia que tenía en el botín derecho, la mutó a un poder real, con la palabra. En sus comienzos, por su personalidad tímida, un tanto parco, y de pocas palabras, se ató más a hacer adentro de la cancha, que a decir. Pero es innegable que -con el correr de los años- al ritmo en que su imagen se fue agigantando para el hincha de Boca, tomó un rol preponderante. Y el enemigo siempre lo tuvo muy claro: fue el macrismo residual, el que gobernó décadas, y que terminó por mostrarle la puerta de salida del club de sus amores.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo y por qué Riquelme lo corrió a Pergolini de Boca

Si bien coqueteó hasta último momento con sumarse a la lista de Daniel Angelici, es un secreto a voces que -hasta eso- fue una estrategia, por la espina clavada que le quedó a Román, cuando el Tano se negó a firmarle una extensión de su contrato, para continuar en Boca, y Riquelme se fue a Argentinos. "El día que anunció que iba a formar parte de la lista de Ameal, perdimos las elecciones", dijo el ex presidente macrista de Boca, y puso en contexto la injerencia del diez en su desembarco en la política del club.

Y en esa guerra declarada, el macrismo encontró un flanco para atacarlo, e intentar erosionar su imagen impoluta con el hincha. Desde las sombras, y siempre con la Justicia como punta de lanza, una fiscal citó a indagatoria a Riquelme, por haber permitido el ingreso de su hijo Agustín, a la Bombonera, en el último Boca-River. El joven había regresado horas antes de su viaje de egresados en México, y en vez de aislarse, se mostró en el palco de la Bombonera, junto con su padre. 

Riquelme será indagado por los artículos 202 y 205 del Código Penal. Esos dos artículos están relacionados con actos y desobediencias que propicien la propagación de la pandemia. El hijo también será entrevistado por la fiscal de CABA Celsa Ramírez. Además, Riquelme deberá argumentar por el hecho de omitir recaudos de seguridad para un espectáculo deportivo. No significa que tenga responsabilidad en la contravención, sino que el macrismo residual en el xeneize lo estaba esperando, para apuntarlo en la primera que patine, algo que ocurrió. Por eso no lo perdonan, ni lo perdonarán.

Esta nota habla de:
Más de Política
Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

EXCLUSIVO. Desde Siderca, nave insignia del Rey del Acero, se envenena el Paraná.
Larreta se rindió y  Alberto prepara DNU

Larreta se rindió y Alberto prepara DNU

La explosión de contagios y muertes aplacó al pope de la Ciudad.