SEMANA SANTA

Pascuas: la casa No está en orden

COVID, INFLACIÓN, TARIFAZOS.

Tomás Méndez

¿Felices pascuas? Resulta difícil decirlo crudamente, sin atenuantes: "La casa NO está en orden". En 1987, el -por entonces- presidente de la Nación, Raúl Alfonsín, pronunciaba la célebre frase de "la casa está en orden", tratando de llevar tranquilidad a la población, en plena celebración de Pascua, momento histórico en que 'la grieta' se dejó de lado, al menos por un momento. 

Es que Alfonsín tuvo que maniobrar como piloto de tormentas, en una tensa situación, luego de siete días de alzamientos carapintadas liderados -principalmente- por Aldo Rico. En ese momento, los militares estaban tensos, porque no querían ser investigados. Se enfrentaban -y no precisamente a cara limpia- contra un Poder Judicial que avanzaba sobre las causas de lesa humanidad, que esos mismos militares habían cometido durante el genocidio propiciado por la dictadura, entre 1976 y 1983. 

Esos alzamientos militares, financiados por agentes externos, actualmente parecieran haberse extinguido. El escenario no sería el propicio en la región. Al menos, es lo que pareciera. Sin embargo, los mismos intereses económicos -tanto de hoy como de antaño- son inalterables. Persisten. Siguen siendo manejados desde el extranjero, insertos en Argentina, convulsionando al país de tal manera que las Pascuas se muestran lejos de ser felices. Además, provocan que -definitivamente- la casa no esté tan en orden. 

Hoy, los laboratorios que responden a esos intereses económicos, convulsionan a la Argentina y al mundo. A nivel local, el rol político externo juega fuerte. En este escenario de crisis, la sociedad se encuentra alterada por varios factores: la pandemia y la falta de vacunas; la inflación; los tarifazos que sobrevendrían para el gas, la luz, los combustibles. 

La situación económica aparece como incontrolable, y la sanitaria está mucho peor que hace unos días. Con el crecimiento exponencial de contagios en las últimas horas -con fuerte eje en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia-, los números meten miedo. 

La situación política sigue muy tensa; la económica es mucho peor; y en lo social no se muestran buenos indicadores. Se registró un 42% de pobreza en las últimas horas, lo cual habla de un país en estado de gravedad: se encuentra en esa cama de terapia intensiva, que tanto se necesita, y que no se tiene. 

En referencia a los sanitario, se espera que en 15 días los casos se multipliquen, porque -durante esta Semana Santa- ha habido mucho movimiento turístico, por parte de una población hastiada por la situación que está viviendo, y con un futuro poco prometedor. 

Algunos dicen que desde lo económico la situación se estaría 'recuperando', pero con el 42% de pobreza, las subas de tarifas que se vienen, la inflación imparable, lo Macro no se nota tanto en lo Micro, al menos hasta el momento. Corolario: no serán tan felices las Pascuas, en una casa desordenada.

Esta nota habla de:
Más de Política
Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

EXCLUSIVO. Desde Siderca, nave insignia del Rey del Acero, se envenena el Paraná.
Larreta se rindió y  Alberto prepara DNU

Larreta se rindió y Alberto prepara DNU

La explosión de contagios y muertes aplacó al pope de la Ciudad.