GRUPO DORREGO AL ACECHO

Máximo: movimientos de ajedrecista en plena pandemia

Enrevesado de vacunas y militancia

Benjamín Justo Lara

A fines de marzo de 1989, Juan Carlos Pugliese pasó a la historia como el ministro de Economía de Raúl Alfonsín que le habló a los mercados con el corazón y le contestaron con el bolsillo. El gobierno radical hacía agua, acosado por la inflación. El Presidente intentó un golpe de timón desplazando a Juan Vital Sourrouille -artífice del Plan Primavera- para poner a Pugliese. La escalada de precios no solo no frenó sino que terminó en hiperinflación. ¿Se está reeditando el concepto, aggiornado al affaire vacunas contra el Covid-19? ¿Otra vez ocurre que un oficialismo habla con el corazón y el círculo rojo responde con el bolsillo?

Están pasando cosas -al menos- inusuales en la política nacional. Movimientos de ajedrez quirúrgicos. Y se sabe que este juego -devenido en deporte- surgido presumiblemente en la India septentrional está inspirado en batallas, en luchas, en conquistas, tácticas y estrategias.

Este este viernes, el diputado nacional Máximo Kirchner encabezó la apertura de la Escuela de Gobierno del Frente Nacional Peronista. En ese acto le pidió a la militancia "estar cerca de la gente" y "ponerse a disposición" de las autoridades en los distritos donde gobierna Juntos por el Cambiemos.

Telam

"Se le exige a Alberto (Fernández) desde los medios de comunicación lo que nunca le exigieron a (Mauricio) Macri y se nota mucho. Necesitamos estar junto a la gente. El desafío que tenemos para salir de este mundo impensado, es que ayuden, que se pongan a disposición de aquellos gobernantes que no son de nuestro espacio político, que construyan, porque es un momento en donde los argentinos necesitan no solamente de la presencia del dirigente, sino que también de no estimular este tipo de agobios", señaló textualmente.

Expresó también que "la mezquindad del comunicado de Juntos por el Cambio" no lo sorprende. "Así fue como gobernaron y así son como oposición. En esa fuerza política también hay dirigentes que quieren otra Argentina, entonces hay que trabajar y ver la manera sobre cómo le damos un sendero por dónde empezar a salir de esta situación", detalló.

Y sentenció: "La lógica del peronismo es tratar de que la gente viva mejor, no la lógica de los medios". Si se analiza detenidamente el contenido de las expresiones, dos palabras surgen inmediatamente. Tan rápidas como borrones. Así de veloces. Candidez y estrategia. Dos cuestiones aliadas y a la vez contrapuestas. Corazón y mente. Sentipensante decía Eduardo Galeano. Parecería una inocentada, pero viniendo de Máximo, difícilmente lo sea.

Telam

No cabe ninguna duda de que Máximo es un animal político, y que entiende de sobra el entretejido. ¿Es posible que no vea que, mientras pide que el peronismo se ponga a disposición de los intendentes del conurbano bonaerense de la oposición, por otro lado existe -y está creciendo enormemente- la operación que encabeza Gustavo Posse y Jorge Macri para comprar la vacuna de Pfizer, como una cuasi rebelión en la cara misma del oficialismo a través del denominado Grupo Dorrego?

Vamos por partes. El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, desactivó en parte esta acción, y apaciguó ánimos alterados, al declarar que "tanto las provincias como el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pueden comprar vacunas por su cuenta". "Eso no está vedado. Hay un error que veo que se está magnificando: tanto las provincias como la Ciudad de Buenos Aires pueden comprar vacunas por su cuenta, lo mismo que los privados. Eso no está prohibido en Argentina", indicó.

Y añadió: "Nosotros tenemos una ley de Vacunas que se aprobó en el Congreso el año pasado. En la ley está muy claro que no está prohibido y que no es el Gobierno nacional el que tiene que comprar las vacunas. Obviamente que con el nivel de escasez y, como el presidente instruyó a toda su administración a trabajar desde el año pasado en la adquisición de vacunas, esas son las vacunas que se están consiguiendo". Jaque mate a la operación.

Telam

Tanto fue así que Jorge Macri se levantó de la mesa, desorientado, sin saber que trole hay que tomar para seguir buscando rencillas con el oficialismo, y solamente atinó a decir: "Es una buena noticia". "Tenemos empresas farmacéuticas muy importantes en Vicente López, así que, si podemos, vamos a hacer nuestro aporte".

Cabe destacar que el Grupo Dorrego no solamente está compuesto por intendentes del Conurbano, sino que se trata de una nutrida cantidad de minigobernadores que están juntando dinero para comprar la vacuna de Pfizer -entre otras cuestiones-. Ante esto Cafiero fue claro: "Cualquiera que salga hoy al mercado para intentar comprar, las va a conseguir... vaya a saber en qué mes".

Las intendencias que componen el Grupo Dorrego cuentan con más de 320 vacunatorios entre hospitales, centros de salud, polideportivos y otros espacios municipales, con una capacidad de vacunación de 250 dosis diarias por vacunatorio. Esto implica poder inocular en un mes a 2.4 millones de bonaerenses que representan el 75% de la población de todos los municipios PRO. "Está claro que si compran más vacunas y dejan que los municipios ayuden en la campaña de vacunación es mejor para todos los vecinos de la provincia", señalaron desde el Dorrego en un comunicado.

Grupo Dorrego - Telam

¿Nombres propios? Nestor Grindetti (Lanús), Jorge Macri (Vicente López); Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Julio Garro (La Plata), Héctor Gay (Bahía Blanca), Ezequiel Galli (Olavarría), Javier Martinez (Pergamino), Pablo Petrecca (Junín), Guillermo Montenegro (Mar del Plata), Mariano Barroso (9 de Julio), Javier Iguacel (Capitán Sarmiento), Gustavo Peries (Ramallo), Francisco Ratto (San Antonio de Areco), Mariano Uset (Coronel Rosales), Lisandro Matzkin (Coronel Pringles), José Luis Zara (Patagones), Sebastián Abella (Campana), Camilo Etchevarrem (Dolores) y Jorge Etcheverry (Lobos); y los ex intendentes, Nicolas Ducote (Pilar) y Ramiro Tagliaferro (Morón). También los diputados nacionales Waldo Wolff y Natalia Villa; los diputados y senadores provinciales, Adrian Urreli, Daniel Lipovetsky, Fernando Rovello, Juan Fiorini, Veronica Barbieri, Franco Bagnato, Walter Lanaro, Gabriela Besana, Laura Ricchini, Mauricio Vivani, Guillermo Sanchez Sterli, Lorena Petrovich, Gustavo Velez, Gabino Tapia, Florencia Barcia, Carolina Barros Schelotto, Nidia Moirano, Santiago Nardelli, Carolina Piparo y Rosio Antinori.

En este juego de ajedrez, como en muchos otros donde se enfrentan dos adversarios, gana el que no se enoja, el que no patea el tablero. El que entiende el panorama en su dimensión más completa. De grandeza. De estadista. Perspectiva. Máximo tiene que haber leído -alguna vez- a legendario Sun Tzu (traducción Maestro Sun), un general chino, del 544 a.C., estratega militar y filósofo, que vivió en el período Zhou oriental de la antigua China. A Sun Tzu se le acredita tradicionalmente como el autor de "El arte de la guerra", una maravillosa obra de estrategia que acercó tanto a la filosofía como al pensamiento militar de Asia occidental y oriental.

Señalaba reflexiones dignas de ser reverenciadas. Decía que toda confrontación (digamos guerra, en el más amplio de los sentidos y en el menos literal) se basa en el engaño. Por tanto, "cuando somos capaces de atacar, debemos parecer incapaces; al usar nuestras fuerzas, debemos parecer inactivos; cuando estamos cerca, debemos hacer creer al adversario que estamos lejos; cuando estamos lejos, debemos hacerle creer que estamos cerca".

"Si tu adversario está seguro en todos los puntos, prepárate para él. Si tiene una fuerza superior, evítalo. Si tu oponente es temperamental, busca irritarlo. Finge ser débil para que se vuelva arrogante. Si se está relajando, no le des descanso. Si sus fuerzas están unidas, sepárelas. Atácalo donde no esté preparado, aparece donde no te esperan".

"El general que gana la batalla hace muchos cálculos en su templo antes de librarse la batalla. El general que pierde hace pocos cálculos de antemano". "Si tu oponente es de temperamento colérico, trata de irritarlo". Y a la vez señala sabiamente: "No hay ningún ejemplo de una nación que se beneficie de una guerra prolongada".

"Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, no correrás peligro en cien batallas; si no conoces a los demás pero te conoces a ti mismo, ganas uno y pierdes otro; si no conoces a los demás y no te conoces a ti mismo, estarás en peligro en cada batalla. El que sabe cuándo puede luchar y cuándo no, saldrá victorioso".

¿Cómo se entiende esta historia, en la cual, un personaje excelso y preparado, de y para la política -como Máximo Kirchner- le explica a la militancia que hay que estar cerca de los intendentes del adversario, de esos adversarios que le están aplicando un virtual mazazo al Gobierno Nacional, dado que Posse y Jorge Macri logran que todo el resto de los intendentes pongan algo de sus presupuestos para comprar la vapuleada y -a la vez- mega lobbyada vacuna de Pfizer, y consiguen empezar a imponer esa vacuna que se convertiría en un virtual sopapo que podría hacer tambalear al campeón en su propia defensa de la corona?

Se entiende por el abrazo del oso. Se entiende por la estrategia. Se entiende por Sun Tzu.

Esta nota habla de:
Más de Política
Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

EXCLUSIVO. Desde Siderca, nave insignia del Rey del Acero, se envenena el Paraná.
Larreta se rindió y  Alberto prepara DNU

Larreta se rindió y Alberto prepara DNU

La explosión de contagios y muertes aplacó al pope de la Ciudad.