JUDICIALIZACIÓN DE TODO

Larreta usó las clases para provocar

El desatino de la presencialidad en el pico de los contagios

Lucas A. Giustioldi

El sentido común parece ser el menos común de los sentidos. Tomar perspectiva para reflexionar y observar el panorama completo, no parece ser una premisa básica cumplible en algunos funcionarios, que deciden los destinos de millones. En sus manos, los habitantes asoman ser meras fichas en un tablero, las cuales cobran vida solamente durante los procesos eleccionarios. ¡Todo sea por la gestión!, esgrimen, escudados en fueros.

Mientras La Corte Suprema, conducida por el ¿ex? abogado del Grupo Clarín, Carlos Rosenkrantz, vuelve a manejar los tiempos de la política y sigue analizando el planteo de CABA por la presencialidad en modo de vía virtual, el forum shopping macrista sigue desatado y con la mesa judicial funcionando a su máximo de potencia.

El sentido común parece ser el menos común de los sentidos, aunque golpee en la propia cara como un boxeador a punto de noquear. Mientras La Corte Suprema de Justicia decide si interfiere -no sólo en cuestiones políticas sino también sanitarias y epidemiológicas- este fin de semana se dio a conocer el caso de la jueza nacional de Ejecución Penal Jimena Monsalve, quien contrajo coronavirus, que precisaba con urgencia una cama, que debió ser internada de inmediato, que durante casi 12 horas reptó por tres hospitales privados de la Ciudad de Buenos Aires -a pesar de contar con una obra social exclusiva- y finalmente se internó en la clínica Anchorena, de la localidad bonaerense de San Martín. Es decir, en la región que niega los contagios y que grita desaforadamente por la presencialidad, la magistrada no tuvo lugar. Y tuvo que "caer" en un centro asistencial de la Provincia, comandada por Kicillof, quien -con un análisis de situación en disidencia al de Juntos por el Cambio- argumenta la imperiosa necesidad de reducir la circulación a la mínima expresión (incluyendo clases presenciales) y ante lo cual decidió que sancionará a los establecimientos que no cumplan con el cierre de 15 días dispuesto en el decreto nacional.

En este contexto, cabe recordar que hasta que la revista especializada The Lancet no "dijo" que la vacuna Sputnik V del instituto ruso Gamaleya demostraba una eficacia del 91,6% recién en febrero de este año, los ataques fueron incesantes. Paradójicamente, esta misma publicación, hace pocas horas, señaló taxativamente que las clases presenciales aceleran los contagios de coronavirus. La revista científica alertó que las escuelas en lugares de alta transmisión comunitaria y sin las medidas adecuadas "probablemente contribuirá a una velocidad de contagios por encima de uno en casi todos los escenarios". A Larreta 'no le gusta esto', versión post Facebook.

Otro revés ortodoxo que recibió Larreta fue el propinado indirectamente por el famoso semáforo la CDC de EEUU. Una de las variantes toma en cuenta este registro es la incidencia de casos cada cien mil habitantes durante los últimos catorce días, y se lee de la siguiente manera: menos de 20 se considera riesgo bajo, entre 20 y 200 el semáforo pasa por el amarillo y el naranja, más de 200 casos se considera luz roja y situación de alto riesgo de transmisión en escuelas. La ciudad de Buenos Aires tiene actualmente más de 1200. A Larreta tampoco 'le gusta esto'.

"Las escuelas no representan un mayor riesgo de contagio", "las escuelas no representan un mayor riesgo de contagio", "las escuelas no representan un mayor riesgo de contagio", "las escuelas no representan un mayor riesgo de contagio", repiten como mantra de autoconvencimiento, mindfullnes del negacionismo ante las evidencias científicas.

Avanzan los párrafos y el sentido común parece ser -con más fuerza- el menos común de los sentidos. Mientras el país volvía a alcanzar los 20 mil contagios diarios, de los cuales unos 12 mil pertenecen al AMBA; mientras que ¡una jueza penal! peregrinaba por una cama; y que se conocía la penosísima noticia que conmocionaba Santa Fe, acerca de que -en Santo Tomé- había fallecido Jorge Schweizer, jefe de fotógrafos del gobierno provincial de Omar Perotti, y toda su familia -mujer e hijo- por coronavirus (el gobernador decidió no adherirse al DNU con las nuevas medidas restrictivas por la segunda ola), en la Argentina de los medios del círculo rojo sangre se vivía una realidad paralela, provocativa y violenta.

El viernes, horas después de que Larreta presentase su acción de inconstitucionalidad sobre el decreto de Alberto, la Corte le pidió opinión a la Procuración General de la Nación, conducida interinamente por el ultramacrista Eduardo Casal, sobre si correspondía la "competencia originaria". Una vez ganado tiempo -poco, pero algo es algo-, el máximo tribunal -que obviamente conocía la respuesta de su peyorativa pregunta, sabía que sí es competente- comenzó su deliberación de fin de semana. Mientras tanto, para reforzar la provocación y la presión desde el costado político, y casi como una estrategia de pinzas, Larreta -y su polémica ministra de Educación, Soledad Acuña- se mostraron en el Centro de Acompañamiento a la Trayectoria Educativa (CATE) que funciona en la Escuela Primaria N°2 D.E. 9 de Villa Crespo. "Se trata de un espacio de apoyo para que los estudiantes recuperen los contenidos que no pudieron aprender durante el 2020", adujeron fuentes del gobierno local.

El relato ensordecedor, las imágenes cegadoras, impiden hasta a los más críticos advertir que -cero politiquería, sólo dato duro- CABA es el distrito que menos invierte en educación en el país. Así de llano y simple. La Ciudad destina para el área apenas un 17,3 por ciento en 2020, a pesar de ser la jurisdicción más rica de Argentina. La preocupación de Larreta por la Educación no se traduce en cifras reales, sino en relatos, en fotos, en márketing; en conceptualizaciones y beneplácitos para Inteligencias Artificiales. Según una publicación de Tiempo Argentino, en el tope de la tabla, las provincias que más destinan recursos a la Educación son: Santa Fe (35,9%), Santiago del Estero (32,2%), Santa Cruz (32,6%), Chubut (33,2%), Corrientes (31,47%) y San Luis (31,42%). En la mitad del ranking se ubican la Provincia de Buenos Aires (26,2%), La Pampa (25%), Catamarca (25%) y Tierra del Fuego (23%); La Rioja (22,2%), Mendoza, (21%), Entre Ríos (19,15%) y Tucumán (19,4%).. Como es de fácil apreciación, CABA está ostentosamente lejos de estas cifras. "Vamos a presentar un amparo para que se trate de manera urgente. Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que se garantice la educación de los chicos", dijo el jueves Rodríguez Larreta en conferencia de prensa. Ese mismo día, en el Boletín Oficial se publicó la paralización de obras en ocho escuelas y jardines de infantes. Son trabajos relacionados con la instalación eléctrica, termomecánica y extensión de la red de agua y de cloacas. Relato versus realidad ordinaria y cotidiana.

Mientras se llevaban a cabo algunos flacos cacerolazos en los barrios más pudientes de CABA, y los mencionados 12 colegios abrieron para que empiecen a funcionar los mentados "Centros de Acompañamiento a las Trayectorias Educativas", en un claro acto de provocación y desafío político electoralista disfrazado de beneficencia y preocupación por los más chiquitos, el chat de mamis ardía. Por un lado, llegaban emails desde las escuelas del estado más progresistas de CABA, avisando que desde el lunes, las clases serían vía internet. Por el otro, padres y madres comenzaban a embanderarse en pos de la República y las Instituciones, y -usando el nombre de diferentes establecimientos educativos- convocaban a "abrazos" para el lunes, y luego a protestar frente a la Quinta Presidencial de Olivos. En el contexto del Estado de Derecho, de leyes y decretos que existen para ser cumplidos, continuaban este mediodía los llamamientos a la desobediencia civil y la rebelión a las medidas sanitarias, tal como agitara a través de Twitter el ex presidente Mauricio Macri (por lo cual fuera denunciado oportunamente por un fiscal). Con alientos a atentar contra la salud pública, y en supuesta defensa de "las instituciones y la salud psico espiritual de niños y niñas", aparecían mensajes de whatsapp viralizados con el siguiente mensaje: "Hola! mi nombre es Mariana Cortiñas, soy mamá de 4 hijos de entre 2 y 10 años que concurren al colegio Los Robles. Vivo en Capital Federal, en el barrio de recoleta (SIC). Te molesto para pasarte información sobre una sentada silenciosa que el lunes que viene van a hacer muchos colegios para defender la educación de nuestro país. Ojalá los medios puedan cubrirlo. Muchísimas gracias x leerme", al tiempo que enlistaba escuelas y Colegios que realizarían el "Abrazo", este lunes 19 a la 8, para desplazarse "Luego todos a la Quinta de Olivos, con barbijos y distancia social". Y se enumeraban establecimientos como "-Los Robles centro- Los Robles Pilar- Palermo chico- Washington school- ORT yatay- Hans Christian Andersen - Colegio Watson- Belgrano Day School - Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús - Saint Gregory' s Francisco Melo 948, Vicente López - Florida Day School - Northlands - Sworn jr college - Sir Thomas Malory - San Roman - Colegio Westminster de Banfield - Mallinckrodt, Recoleta, y la lista sigue.

El sentido común parece ser el menos común de los sentidos, aunque golpee en la propia cara como un boxeador a punto de noquear. En este patológico escenario, la Dirección General de Cultura y Educación, a través de la Dirección de Enseñanza de Gestión Privada y la Dirección Provincial de Legal y Técnica, tomó intervención a raíz de la postura pública del Colegio Esseri de La Plata, expresada en medios de comunicación, intimándolo a dar cumplimiento a la normativa vigente y desistir de la apertura de la Institución para el dictado de clases presenciales, pautada para el día el 19 de abril de 2021. "Se le hizo saber a la Representante legal de la Institución, que la convocatoria realizada carece de sustento legal alguno, transgrediendo la normativa vigente conforme lo establece la Ley Provincial de Educación N° 13.688. En dicha normativa queda claramente establecido que los establecimientos educativos de gestión estatal y privada conforman el Sistema Educativo Provincial y en este sentido, todas las instituciones educativas de la Provincia, sean de gestión estatal o privada, se deben enmarcar en los mismos principios, garantías, fines y objetivos y están sujetas al reconocimiento, habilitación y supervisión de las autoridades educativas (Art 128 de la mencionada ley). En caso de incumplimiento a la ley se establecerán los procedimientos para la aplicación de sanciones, pudiendo esta institución recibir la cancelación de autorizaciones definidas en la normativa vigente, previa a una actuación sumarial encabezada por la Auditoría General". ¿Por quince días? Y con el fin de frenar una pandemia que choca a 180 kilómetros por hora. ¿Cuál es el objetivo real de esta agitación educacional a niveles fanáticos y cuasi paranoicos intolerantes?

La Plata es el distrito de la Provincia de Buenos Aires con mayor incidencia de COVID-19. Al respecto, en la semana del 30 de marzo al 6 de abril se registraron 4.324 casos positivos con un incremento diario de casos que supera el 100% y con una tasa de 5,473 confirmados casos cada 1,000 habitantes. A la misma fecha la tasa de ocupación de terapia intensiva (camas públicas y privadas) superó el 70%. Ante este escenario, ¿se justifica tanto fanatismo salvaje por dos semanas de clases presenciales? Porque cabe destacar que las clases no se suspenden, sino que pasan al formato de la no presencialidad. El sentido común parece ser el menos común de los sentidos.

Clarín opera y presiona a la Corte desde la portada de su publicación.

Por su parte, y tratando de colocar un manto de piedad en este violento escenario, el Secretariado Ejecutivo Nacional del SADOP comunicó que iniciará "las pertinentes denuncias ante los Ministerios de Educación y de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación contra aquellos propietarios de establecimientos educativos de gestión privada del AMBA, que en abierta violación a la normativa vigente, convoquen a las y los docentes a prestar tareas de modo presencial, sin perjuicio de efectuar las correspondientes denuncias ante la justicia por violación de los artículos 205, 209 y 239 del Código Penal".

Destacaron que el Decreto de Necesidad y Urgencia 241/2021 que en su artículo 2 establece para el aglomerado del AREA METROPOLITANA DE BUENOS AIRES (AMBA) la "...suspensión del dictado de clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en todos los niveles y en todas sus modalidades, desde el 19 de abril hasta el 30 de abril de 2021, inclusive", obliga a todos los establecimientos educativos privados de todos los niveles y modalidades a suspender las clases y todo tipo de actividad presencial.

"SADOP no va a tolerar que se ponga en riesgo la vida y la salud de las personas, solo porque algunos empleadores inescrupulosos pretendan hacer prevalecer el lucro" en un escenario donde "los contagios se han disparado gravemente y el sistema de salud se encuentra al borde del colapso", consignaron.

Henri Bergson definió al sentido común como "la facultad para orientarse en la vida práctica". Por su parte, Eduardo Mora Anda dijo que nos ahorra tonterías. Para Trout y Rivkin, es "una facultad que posee la generalidad de las personas, para juzgar razonablemente las cosas". Yash, Hipat Roses e Imeld lo definen como "el don provisto para saber distinguir todo lo que nos rodea: el bien, el mal, la razón y la ignorancia". En definitiva, un buen resumen de casi todo lo que le falta a cierta parte de la clase política, judicial y social de la Argentina.

Esta nota habla de:
Más de Política
Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

EXCLUSIVO. Desde Siderca, nave insignia del Rey del Acero, se envenena el Paraná.
Larreta se rindió y  Alberto prepara DNU

Larreta se rindió y Alberto prepara DNU

La explosión de contagios y muertes aplacó al pope de la Ciudad.