En 30 fotos históricas

La agitada vida de Lula da Silva, en 30 fotos históricas

Marcos Olivera

Luiz Inácio Lula da Silva nació el 27 de octubre de 1945 en el municipio de Caetés, en Pernambuco, uno de los rincones mas pobres de todo Brasil. Desde joven se ganó la vida como obrero de la industria metalúrgica y perdió el dedo meñique en un torno mecánico. Durante 1964 y 1985, lideró las protestas sindicales contra la dictadura militar que gobernaba a Brasil.

Además: Lula podrá volver a la vida política

Lula da SIlva en una imagen de 1979 en hombros de sus colegas metalúrgicos después de un mitin sindical en Sao Bernardo do Campo. (AFP)

Lula, manchado de petróleo, muestra sus manos. De joven perdió el dedo meñique trabajando. (AFP) 

Tras consolidarse como el líder del movimiento obrero de Brasil en los 70', entra oficialmente a la política cuando funda el Partido de los Trabajadores en 1980. Para finales de esa década ya se reunía con Fidel Castro, un ícono de la izquierda latinoamericana por lo que era perseguido por la dictadura militar.

En 1980, en plena dictadura militar, Lula fue detenido durante 31 días por "atentar contra el orden nacional" tras liderar una masiva huelga de metalúrgicos brasileños. (Policía de Brasil)

Junto a Fidel Castro y otros referentes populares en una visita a La Habana, en 1989. (Getty Images)

Aunque su popularidad crecía, durante diez años fracasó en su carrera por el sillón presidencial de Brasil. Primero perdió contra Fernando Collor y luego dos veces contra Fernando Henrique Cardoso, su gran adversario político. 

Además: Designan a juez macrista para decidir si Farmacity puede operar en Provincia

Lula camina junto a sus seguidores en un evento de la campaña electoral en 1994, en Sao Paulo. (Getty Images)

Tras la caída del régimen militar, el Partido de los Trabajadores fue el bloque de izquierda mas votado en las elecciones de 1986. (Archivo de la presidencia de Brasil)

Pese a los repetidos fracasos electorales, Lula era considerado un líder político tanto adentro como afuera de Brasil y recibía apoyos de todo el planeta. 

Foto junto al líder palestino Yasser Arafat cuando visitó Brasil en 1995. (AP)

A finales del 2002 logró la victoria en las urnas y se convirtió en el primer presidente obrero de la historia de Brasil, el primero de izquierda desde el regreso de la democracia y el único sin carrera universitaria. 

1/1/2003. Fernando Henrique Cardoso le entrega la banda a su sucesor, Luiz Inácio Lula da Silva, quien se impuso en las elecciones de 2002. (AFP Photo)

Su primer viaje como presidente de Brasil fue a la Casa Blanca, dónde se reunió con George W. Bush. (AP)

Durante su primer mandato, Lula realizó fuertes cambios en la economía del país e hizo hincapié en relanzar la producción industrial con lo que logró aún mas popularidad. Tras su primer mandato, el líder del PT lanzó su candidatura para la reelección. Miles de personas le daban su apoyo a lo largo y ancho de todo el país. 

Lula es recibido como una autentica estrella en un acto en Porto Alegre. (Reuters)

También en Brasilia. Lula caminaba entre los trabajadores y era recibido con besos y abrazos. (Reuters)

Pese a lograr una buena relación con Estados Unidos, Lula se junta con otros líderes de principios del siglo XXI cómo Néstor Kirchner, Evo Morales y Hugo Chávez y crean la "Patria Grande latinoamericana" buscando romper con la hegemonía de Estados Unidos en la región. 

2006. Néstor Kirchner, Evo Morales, Lula da Silva y Hugo Chávez se reúnen en Puerto Iguazú para apoyar la nacionalización de la industria del gas en Bolivia. (Getty Images)

En 2007 visita Caracas y afianza aún mas su relación con Hugo Chávez, uno de los mandatarios mas cercanos de Lula. (Reuters)

Néstor, Lula y Chávez ríen en una visita de los líderes a Paraguay. (AFP)

Para finales de 2006 Lula era un líder indiscutido en toda Brasil y arrasa en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales contra Gerald Alckmin donde saca el 60,82 % de los votos, convirtiéndose en el presidente de Brasil hasta el año 2010, nuevamente, con el mayor número de votos de la historia democrática brasileña, siendo más de 58 millones de votos. 

El 1 de enero fue investido, junto con su vicepresidente José Alencar, en el Palacio del Planalto. (Reuters)

Lula junto con los presidentes Michelle Bachelet (Chile), Nicanor Duarte (Paraguay), Tabaré Vázquez (Uruguay), Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), Hugo Chávez (Venezuela) y Evo Morales (Bolivia), en la cumbre del Mercosur en Montevideo. (AFP)

Fidel Castro fotografía a Lula en la visita del mandatario a La Habana en 2008. (Reuters)

Lula se emociona frente a las cámaras cuando Brasil es elegida como sede para los Juegos Olímpicos de 2016, durante un acto realizado en Copenhague, capital de Dinamarca (Reuters)

Luego de dos exitosos, aunque turbulentos mandatos, Lula no puede ser re-electo y lanza a su candidata, Dilma Rousseff quien se impuso en las elecciones de 2010, y el 1 de enero de 2011 recibió la banda de su padrino político. 

Luego de entregar el poder a su compañera de partido, Lula bajó por última vez del Palacio de Planalto y abrazó a sus seguidores. Se había convertido en el gobernante más popular que recordaban los brasileños, tanto que un 83% aplaudía su gestión y apenas un 4% se atrevía a criticarla como "mala" o "pésima". 

Dilma Rousseff y su vice, Michel Temer, sucedían a Lula da Silva y José Alencar en la presidencia (AFP)

Emocionado, saluda y abraza a sus seguidores por última vez como presidente de Brasil. (Getty Images)

Pero las cosas cambiarían. En octubre del 2011 se le diagnostica cáncer de laringe al ex presidente de Brasil y tras un duro tratamiento de quimioterapia logra reducir un 75% el tumor para principios del 2012. 

Junto a su mujer tras ser diagnosticado con cáncer de laringe. (EFE)

Mientras se recuperaba del cáncer, la formula Dilma-Temer volvió a ser reelecta en 2014, y se mantuvo en el poder hasta mediados de 2016, cuando la presidente fue destituida. Aunque Lula dejó a su sucesora el Producto Interno Bruto (PIB) al alza, en 7,5%, Dilma Rousseff afrontó dos años seguidos de recesión. El Senado aprobó realizar un juicio político a la mandataria y fue suspendida definitivamente como presidenta de Brasil en 2016, cuando resultó culpable de autorizar maniobras fiscales para maquillar las cuentas públicas. El poder lo tomó Michael Temer quien cortó relación con el PT y fue acusado por el partido de "traición". 

Lula acompaña a Rousseff a la salida del palacio presidencial cuando se aprobó el impeachment. (Getty)

Simpatizantes de Dilma Rousseff, con el rostro de Temer en su espalda, durante una protesta en Río de Janeiro, el 29 de agosto de 2016 (Reuters).

Luego, en marzo de 2016, Lula fue detenido unas horas para declarar por el caso de corrupción de la petrolera estatal Petrobras, que ha tenido implicaciones en toda América Latina. El juez federal Sergio Moro ordenó que los agentes allanaran la casa de Lula y el instituto que lleva el nombre del expresidente.

Según sus detractores, Lula presuntamente habría recibido 8 millones de dólares entre pagos por conferencias, viajes y regalos. (Getty Images)

Tras el avance de la causa a cargo del juez Moro, el 4 de abril del 2018, el Tribunal Supremo de Brasil rechazó el recurso de habeas corpus presentado por Lula que había sido condenado a 12 años y un mes de prisión por corrupción. El ex presidente de Brasil se quedó sin herramientas jurídicas y al borde de la prisión.

Junto a uno de sus abogados retirándose del Instituto Lula tras el rechazo del Tribunal Supremo. 

Lula pasó más de 48 horas refugiado en la sede del sindicato que presidió durante la década de 1970 mientras sus abogados negociaban con la policía las condiciones de su entrega. (AFP)

Tras la muerte de su esposa y las causas que le pisaban los talones, Lula habló ante miles de seguidores que se congregaron frente al sindicato metalúrgico en Sao Bernardo do Campo en su último discurso antes de ser encarcelado por corrupción. "Jamás podrán apresar nuestros sueños", dijo en aquella ocasión. 

Último acto político antes de ser encarcelado. El rostro triste de Lula se pierde entre la multitud. (Ricardo Stuckert)

Lula da Silva en su llegada a la sede la Policía Federal de Curitiba. (AP Photo)

Pero el juez de la Corte Suprema de Brasil Edson Fachin anuló este lunes todas las sentencias dictadas contra el expresidente por la justicia federal de Paraná dentro de la operación anticorrupción Lava Jato. 

Por esas condenas Lula pasó 580 días en la cárcel y fue liberado en noviembre de 2019 después de que la Corte fallara que una persona solo puede entrar en prisión cuando no le queden apelaciones posibles.

Tras pasar varios meses encarcelado, Lula es liberado y recibido por sus simpatizantes. (Pausa)

Fachin justificó su decisión en que las tres causas, en los que Lula fue acusado de recibir sobornos en dinero y propiedades de algunas de las constructoras implicadas en Lava Jato, no tenían relación con los desvíos de dinero en la estatal Petrobras, que fueron los que justificaron la enorme operación anticorrupción.

Lula encabeza los comicios electorales para el 2022 pero también es uno de los líderes políticos con mayor imagen negativa. Tras el fallo del Supremo, se esperan señales de su posible candidatura. (AFP)

El "habeas corpus" dictado por Fachin le permite a Lula recuperar sus derechos políticos y abre el paso a una eventual candidatura en las presidenciales de 2022, siempre y cuando la decisión del magistrado se mantenga y el exmandatario no sea condenado en segunda instancia por los tribunales federales hasta entonces.

Lula no ha dejado claro cuáles son sus planes ante los comicios de 2022. En caso de presentar su candidatura, podría enfrentarse al actual presidente, Jair Bolsonaro, que buscará la reelección.

Showpolitico

Esta nota habla de:
Más de Mundo
Cómo operó EE.UU. para que Brasil frene la compra de Sputnik

Cómo operó EE.UU. para que Brasil frene la compra de Sputnik

Varios Estados se rebelaron contra Bolsonaro por la vacuna rusa.
El perverso negocio detrás del Covid19

El perverso negocio detrás del Covid19

Especulación de laboratorios, acaparamiento y falsa escasez.
No hay más vacunas para la Argentina

No hay más vacunas para la Argentina

La "farmacia del mundo" cerró la exportación y no enviará las dosis pendientes.