En Ecuador, la derecha pro EE.UU sepultó al correísmo

En las sombras estuvo la mano de Durán Barba

Redacción Showpolítico

Guillermo Lasso celebra su triunfo en las elecciones de Ecuador, en Quito. (Santiago Fernández)

Mil ochocientos kilómetros separan a Quito de Lima. Pero mas grande es la distancia entre los candidatos al que votaron cada población. Desde Perú llegaban las noticias de que un maestro de izquierda ganaba la primera vuelta cuándo en Ecuador ya se cerraba la llegada de Guillermo Lasso a la presidencia.

Informe de EFE sobre la victoria de Lasso.

El banquero conservador de 65 años destrozó todas las previsiones de las encuestas en Ecuador -que otra vez fracasaron- y cuando todos daban un final cabeza a cabeza con el correísta Andrés Arauz, el líder conservador ha ganado la segunda vuelta electoral por cinco puntos de diferencia en unas elecciones donde votaron más de 13 millones de ecuatoriano.

Simpatizantes de Lasso festejan en Guayaquíl. (Luisa González)

El "correísmo" se va despojado de poder y sale por la puerta de atrás. Su líder natural, Rafael Correa, se encuentra exiliado en Bélgica y condenado en ausencia a ocho años de cárcel por corrupción pero que aún tenía esperanzas en recuperar poder con su delfín de 36 años, Arauz. 

Realismo mágico: en Perú gana un profesor rural de izquierda

Lasso hizo un giro dramático a su campaña; vistió de vaqueros y se puso zapatos rojos; hizo vídeos de TikTok y recorrió el país reuniéndose con gente de todas las regiones. Usó las redes sociales de manera intensa. Todo esto fue manejado desde las sombras por un conocido en Argentina: Jaime Durán Barba.

El asesor mas cercano a Lasso fue Jaime Durán Barba, quien trabajó con Mauricio Macri. (AFP)

Miembro del Opus Dei, Lasso consigue la presidencia al tercer intento, después de haber quedado segundo en los comicios del 2013 y 2017. Ministro de Economía durante poco más de un mes en 1999, durante el gobierno de Jamil Mahuad, Lasso es uno de los principales accionistas del Banco Guayaquil, del que fue presidente entre 1994 y 2012. 

Las medidas contra el COVID se hicieron presentes en la votación. (Marcos Pin)

"Los ecuatorianos han optado por un nuevo rumbo, muy diferente al de los últimos 14 años en el Ecuador", manifestó desde el palacio de convenciones en Guayaquil, en sus primeras declaraciones tras su triunfo que se prepara para asumir el próximo 24 de mayo. 

De su triunfo en las urnas se desprenden dos lecturas: la primera, el importante voto anticorreísta cosechado, y la segunda, la relevancia del sufragio del candidato invisible de estos comicios, el expresidenciable indígena Yaku Pérez, que pidió a sus simpatizantes el voto nulo, que alcanzó una marca histórica del 16,25%; 1.663.606 votos y se convirtió en el "ganador invisible" de la jornada.

Simpatizantes de Guillermo Lasso celebran en Guayaquil, Ecuador. (Gerardo Menoscal)

Así, la derecha se apunta una nueva victoria en la región y trata de olvidar la victoria del profesor de izquierda en Perú, país vecino. Guillermo Lasso no llega a la presidencia de un país tranquilo. Tiene por delante el reto de afrontar la creciente pobreza y el desempleo además de la deuda heredada de los anteriores Gobiernos que dejó a Ecuador sumida en una dura crisis económica desde 2019, ahora agravada por la pandemia.

Más de Mundo
Cómo operó EE.UU. para que Brasil frene la compra de Sputnik

Cómo operó EE.UU. para que Brasil frene la compra de Sputnik

Varios Estados se rebelaron contra Bolsonaro por la vacuna rusa.
El perverso negocio detrás del Covid19

El perverso negocio detrás del Covid19

Especulación de laboratorios, acaparamiento y falsa escasez.
No hay más vacunas para la Argentina

No hay más vacunas para la Argentina

La "farmacia del mundo" cerró la exportación y no enviará las dosis pendientes.