Guzmán, el opositor N° 1 al cierre total

Se reunió 45 minutos con el Papa y le pidió que llame a Biden

Marcos Olivera

Así fue la reunión entre Martín Guzmán y el Papa Francisco. 

La Biblioteca Apostólica Vaticana fue fundada hace 573 años y guarda en su interior, que es custodiada las 24 horas, 1.600.000 libros antiguos de los cuales 8.300 son incunables y más de 150.000 manuscritos. Guarda joyas y monedas de todas las épocas y hasta se puede encontrar el más antiguo manuscrito completo de la Biblia, las actas originales del trabajo histórico de Galileo, un manuscrito auténtico del santo Tomás de Aquino y las cartas originales del caso Martín Lutero.

Así es por dentro la biblioteca dónde se reunieron. 

Rodeado de todo éste archivo histórico, mundial y de valor incalculable, Martín Guzmán tuvo una reunión cara a cara con el Papa Francisco. Duró apenas 45 minutos y se limitaron a hablar de los repetitivos temas que golpean al país: el pago de la deuda macrista (u$s45.000 millones), la crisis económica y el fuerte salto en las cifras de pobreza. 

Además: Más que restricciones, lo que hace falta son decisiones

El ministro de Economía aprovecho esos pocos minutos para contar de manera directa la grave crisis económica que atraviesa la Argentina. Martín Guzmán es, dentro del gobierno, el principal opositor a "cerrar todo". Sabe mejor que nadie que el Banco Central "estallaría" si vuelven los planes de ayuda social lanzados el año pasado, cuándo el Estado pagó tres rondas de IFE ($10 mil a 9 millones de personas) y llegó a pagar casi tres millones de pesos por mes de salarios a distintas empresas. 

¿Por qué Sigman es el gran culpable?

Difícil será llegar a las previsiones de crecimiento económico propuestas por el FMI a comienzo de año dónde marcaron que Argentina crecerá hasta un 5,7%. Los mayores detractores del plan de Guzmán dentro del gobierno salen desde el Instituto Patria y le ganaron la pulseada al ministro con la suba de gas que pasó del 30% al 7%. Aseguran que el ministro tiene una mirada "fiscalista", poco viable en un momento de exacerbación de la pandemia. 

Alberto Fernández queda en el medio de esta pelea de poder y espera respuestas concretas del ministro tras su paso por Europa. En el horizonte hay un vencimiento de u$s2.450 millones y la posibilidad de una cuarentena total que vuelva a calentar el clima social. El Presidente, indeciso y con falta de respuestas, atinó a recibir al asesor de Biden con quién debatió sobre el pago de la deuda y al que le pidió un gesto de la Casa Blanca para facilitarle pagos al país y contener la suba del dólar que empieza a despedir su propio "veranito".

Durante los 16 meses que lleva como ministro, y sin ninguna experiencia previa como funcionario público, Martín Guzmán demostró pericia política para sobrellevar algunos trances. Deberá medir sus fuerzas a la vuelta de la gira europea y buscará convencer al presidente de que hay que cuidar a la población del virus, pero sin descuidar la economía que está al borde del colapso.

Rosada en crisis pandémica y ¿ante más restricciones?

La aliada inesperada de Guzmán llegó desde Buenos Aires, cuándo al comienzo del día la ministra de Salud, Carla Vizzotti, pidió a la población suspender cualquier actividad que no sea ir al trabajo o llevar a sus hijos a las escuelas pero que no habló de una cuarentena total cómo se venía rumoreando los últimos días. 

Esta nota habla de:
Más de Economía
Se viene el invierno, de Puerto Madero a la 31

Se viene el invierno, de Puerto Madero a la 31

El país no aguanta gastar otra vez 5 puntos del PBI. Sí habrá Repro II.
Vicentín: impunidad al palo

Vicentín: impunidad al palo

Medidas del BCRA y demora del Poder Judicial